MEMOREX NACIONAL

JUEGO PARA ESTIMULAR LA MEMORIA

>Inicio >Menú Juegos Pasatiempo >Juegos de Ingenio

Ídolos Argentinos

Hombres de Ciencia Argentinos Investigadores Famosos Juego de la Memoria

Test Del Bicentenario

Científicos Argentinos
 

 

 

Buscar Información en el Sitio

 

> El Horóscopo Chino

Personalidad Según el Nombre

Sopa de Letras de Políticos

Las 7 Diferencias

Leer Tus Manos

Tu Biorritmo El Estrés

Juegos, Acertijos, Pasatiempo Divertidos en Flash Para PC-Escritorio
 

Juegos Buscar
La Imagen
Busca Imagen 7 Busca Imagen 8 Busca Imagen 8 Busca Imagen 10

La plasticidad del cerebro sigue sorprendiéndonos, a pesar de que Santiago Ramón y Cajal, el padre de la neurología moderna, ya lo aseveró hace un siglo: las neuronas pueden cambiar sus conexiones entre sí, y conviene entrenarlas.

Si moldeamos el órgano de pensar con la experiencia, ¿hasta qué punto es posible mejorarlo? ¿Podemos hacer algo para evitar que el parkinson y el alzhéimer afecten nuestra mente cuando seamos mayores, o, por lo menos, para retrasar su aparición? Un cúmulo de respuestas se levanta sobre la tan mencionada gimnasia cerebral. Sí, nadie duda sobre la necesidad de ejercitar la masa gris.

El problema es cómo. Primera lección: Tome un buen libro y sumérjase en sus páginas. O una revista que traiga historias sorprendentes que estimulen su curiosidad e imaginación, como la que tiene ahora entre las manos. "La carga intelectual de un videojuego, o de un documental, es bastante menor que la aportada por un libro", asegura Juan Lerma, director del Instituto de Neurociencia de Alicante. Y continúa: "Se han hecho experimentos para observar qué ocurre cuando uno lee: el cerebro recrea paisajes y emociones, y se activan áreas de este órgano acordes a la información que está obteniéndose". En cambio, cuando vemos algo en una pantalla, lo único que encendemos es la zona visual.

Los expertos también aconsejan dejar a un lado la calculadora por un momento para hacer las cuentas. O intentar aprender otro idioma, tocar un instrumento musical... El cerebro agradece los desafíos, y en esta época ultra tecnológica no tiene que ponerse necesariamente un traje virtual y jugar a ser el protagonista de Tron para ponerle a prueba. Pero, además, no se apoltrone. Corra un poco, sin cansarse. Pasee. Anótese en clases de danza. Haga gimnasia con frecuencia. Los experimentos realizados en paciente y sobretodo, en animales a los que se los ha sometido a un ejercicio físico moderado y continuo muestran claramente un aumento de su rendimiento cerebral", asegura Lerma.

El ejercicio cambia la cara a nuestras neuronas: sus vínculos aumentan y se hacen más ricos. Crece el número de espinas neuronales, unas protuberancias en forma de hongo que surgen en el tronco -el axón- de la neurona y promueven la formación de las sinapsis, las mágicas conexiones nerviosas. No sabemos muy bien cómo tiene lugar este milagro en términos moleculares, pero sucede.

El investigador Art Kramer, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.), está convencido de que caminar unos 45 minutos tres veces a la semana incrementa en un 20 por ciento el almacenamiento de memorias episódicas y optimiza las funciones cerebrales, según afirmó a la revista Newsweek. Un año de ejercicio casi obra maravillas, revelan los experimentos. Así, un individuo de 70 años podría conseguir la conectividad neuronal de un treintañero, con las consiguientes mejoras en la planificación de tareas, la facultad de hacer varias cosas a la vez, etcétera. Sabiendo que, con los años, perdemos estas valiosas ligazones entre células nerviosas.

Fuente Consultada: Revista Muy Interesante Junio 2011 N°308 año 26

 
 

Podes Conocer A Todos Estos Grande Hombres Argentinos, Hacé CLIC!

 


Políticas de Privacidad